26.03

Presentaciones…seriously?

Fotos de @luisrull

En nuestro gusto por hablar del diseño y de cómo afecta nuestras vidas, aunque a veces no nos demos cuenta de ello, hemos aceptado la invitación abierta de Mecus a participar en sus Seminarios. En este caso nos centramos en la experiencia de haber vivido muchas presentaciones donde el diseño no ha acompañado al mensaje ni al presentador ni a la audiencia. Ya sabéis a qué nos referimos.

Seriously…

¿En serio queremos que nuestras presentaciones sean como esas que estamos tan cansados de ver? Seguro que no. Queremos que nuestras presentaciones atraigan la atención de nuestro público y refuercen el mensaje que le estamos mandando. ¿Cómo hacerlo, entonces?, ¿cómo convertirnos en unos Jedi del diseño de presentaciones? Nosotros no somos maestros Jedi, desde luego, pero podemos darte ciertas claves que pueden transformar tus presentaciones en experiencias mucho más atractivas.

 

Keep it simple

Esta frase debería de ser un mantra que recitamos constantemente a la hora de diseñar cada una de las diapositivas de nuestra presentación. Si haciéndolo simple no transmites tu mensaje no lo conseguirás haciéndolo complicado.

El presentador no puede limitarse a la mera lectura de las diapositivas. Las diapositivas son apoyos visuales que refuerzan tu mensaje y, por tanto, no son una transcripción textual de éste.

La información no puede presentarse si no es mediante pautas dosificadas y jerarquizadas. Lo ideal es formar bloques de contenido que faciliten la comprensión del mensaje en el oyente.

Mantener el plano corporativo es fundamental. Tú, como presentador, no entras en escena desde la nada: representas a una empresa o presentas un producto… Tus diapositivas tienen que respetar los códigos visuales corporativos necesarios, y hacerlo de forma amable.

Hagas lo que hagas hazlo para el que está al fondo de la sala. Si ellos tienen una buena experiencia de tu presentación, el resto también la tendrá.

¿Texto? El justo

Nadie va a una presentación a leer sino a escuchar. El texto que uses tiene que ser un refuerzo visual que haga de conductor de tu discurso.

Esto no es algo exclusivo de las diapositivas. Carteles o spots de televisión cumplen las mismas funciones de comunicación. Puedes aprender de ellos.

Una tipografía con un cuerpo grande, de palo seco (sin serifa) y con un color que contraste bien con el fondo de la diapositiva cumple mejor su función que una tipografía ornamentada, pequeña y mal contrastada.

Si quieres ir a seguro, tipografías como Helvetica, Arial, Futura, Verdana, Impact… usadas en cuerpos grandes serán siempre un acierto.

Existen excelentes recursos gratuitos en internet que puedes usar para experimentar con tipografías.

Una imagen vale…

El hilo conductor de tu discurso se ve reforzado con el apoyo visual de las imágenes que uses. Imágenes destacadas en puntos clave de tu intervención facilitan la comprensión de tu mensaje y lo dotan de memorabilidad.

Respetando las licencias Creative Commons o invirtiendo algunos créditos puedes acceder a excelentes galerías de imágenes que te serán de tremenda utilidad en tus diseños.

No sorprenderás a tu público si los recursos que usas no les sorprenden. Los cliparts o recursos que vienen por defecto con los programas habituales de diseño de presentaciones no son aconsejables porque no dan una imagen de profesionalidad a tu contenido.

Sé coherente

Tus presentaciones han de mantener una coherencia interna en cada una de sus diapositivas así como una coherencia externa con anteriores o posteriores presentaciones. Del mismo modo que tus presentaciones tienen que respetar los códigos visuales corporativos de tu empresa, organismo… también han de respetar un código interno de coherencia.

La composición de los distintos elementos que se disponen en una diapositiva (texto, imágenes, gráficas…) tienen que guardar unas normas de estructura, peso y contrapeso que faciliten la experiencia visual. Estas estructuras están perfectamente detalladas en manuales de semiótica, comunicación y diseño gráfico que puedes consultar si desean adentrarte aún más en el tema.

Ejemplos de estas estructuras visuales se pueden ver en las keynotes de Apple o en las charlas TED.

El color es una parte vital en el diseño y quizá la parte más difícil de dominar. Estructuras clásicas de composición de color como por ejemplo las reglas de complementarios, análogos o triada cromática pueden ayudarte a componer de forma adecuada tus presentaciones.

Una buena solución nos la aporta Colour Lovers donde podemos ayudarnos de paletas cromáticas ya consolidadas o crear las nuestras a partir de fotos que usemos en nuestras diapositivas.

Hay que tener en cuentas que la visualización correcta del color dependerá de múltiples factores dependiendo de si la presentación es en una pantalla o en un proyector. Factores que tenemos que conocer y prepararnos con antelación.

Imitar otras estructuras de diseño de información como pueden ser carteles, revistas o vallas publicitarias… enriquecerán, sin duda, la calidad del diseño de nuestras presentaciones.

Preparación

Pocas cosas salen bien con improvisación y el diseño de una presentación no es una de ellas. Dedícale el tiempo suficiente a la recolección de notas, ideas…así como a la búsqueda de los recursos necesarios para el diseño de tu presentación.

Es importante que conozcas a quién vas a dirigirte ya que diferentes audiencias requerirán diferentes formas de presentar tu mensaje. Tu discurso tendrá que presentarse de modos distintos si te diriges a compañeros de trabajo, posibles clientes o una audiencia infantil. Del mismo modo, en presentaciones con una audiencia reducida tu tono podrá ser diferente del que uses en una presentación ante una audiencia mayor.

Diseña, no coloques elementos. Ten una visión holística de tus diapositivas y tus presentaciones porque ellas tienen que conformar un todo experiencial agradable, consistente y de calidad.

Créditos de las diapositivas


, , , , , , , , ,

@kitipla es kitiplá

entradas | twitter | web
@pedrocarrillo y @omixam Fanboys patológicos de las typografías, de todo menos barrocos, vendemos el alma por un diseño limpio y una comunicación precisa y clara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>